h1

Nuevas tendencias en el rebote

27 diciembre 2009

Con todos los equipos alrededor de los 30 partidos disputados las estadísticas ya empiezan a tener algo de sentido, y aunque muchas serán muy diferentes a final de temporada podemos observar un cambio generacional y de tendencias en muchas de ellas. La más sorpresiva hasta el momento es la clasificación de rebotes donde solo 4 jugadores que estaban en el top10 hace dos temporadas ahora permanecen en ese top10.

El cambio generacional se está produciendo Kevin Love, Joakim Noah y Marc Gasol asoman la cabeza para desbancar los Shaquille O’neal, Kevin Garnett o Ben Wallace de años atrás. Aun así podemos encontrar a viejos dinosaurios en la lista que no se resisten a salir de ella como Zach Randolph, Tim Duncan o Marcus Camby. Para ellos no pasan los años a la hora de recoger balones bajo los aros.

Además del relevo generacional ha cambiado también la figura del reboteador. Aparte de los reboteadores clásicos, como el pívot alto y fuerte representado en la figura de Dwight Howard o los ala-pívots potentes como Kevin Love o Carlos Boozer, ha aparecido en los últimos años la figura del pívot o ala-pívot alto y atlético pero a su vez a simple vista frágil, que luego no es así, como Marcus Camby, Chris Bosh o Pau Gasol, esta figura tiene a Kevin Garnett en su gran precursor. Pero aparte de esta figura han surgido un nuevo paradigma de reboteador, un ala-pívot o alero, que por cuerpo es un alero, no es ni alto, ni fuerte, pero que sin embargo, es atléticamente impoluto capaz de correr un contraataque y capaz saltar más que los pívots rivales a la hora de coger un rebote, esta nueva figura viene representada por los dos reboteadores que más han progresado en las dos últimas temporadas: Gerald Wallace y Joakim Noah.

Seis rebotes promediaba hace dos temporadas el ahora alero titular de los Charlotte Bobcats, Gerald Wallace. Ahora sus números han aumentado hasta unos excelentes 12,1 sin necesidad de un gran incremento de minutos (en 2007-2008 jugaba 38 minutos de media por 41 esta temporada). Su progreso es espectacular, normalmente el mayor progreso de los jugadores lo alcanzan en sus primeros tres años en la liga cuando pasan de ser unos rookies sin experiencia en la liga a unos jugadores ya conocedores de la liga, no obstante, Gerald Wallace ha esperado a su novena temporada para explotar definitivamente como un tremendo reboteador.

El caso de Joakim Noah es más normal, y aun así no deja de ser extraño. Su cuerpo no da señales de coloso de los tableros, pero ese físico que tiene está muy trabajado y es increíble lo que puede llegar a conseguir con él. Su progresión al igual que Wallace es espectacular, dos años atrás, en su temporada rookie consiguió 5,6 rebotes que comparados con los 12.2 no son absolutamente nada. Y es que el joven Noah representa con sólo tres años  las nuevas generaciones de la liga, una nueva NBA que no le van a faltar reboteadores de calidad.

Esta nueva NBA que tiene pinta que comandarán en este apartado más pronto que tarde  Kevin Love, un tipo de reboteador que como David Lee tiene una facilidad pasmosa para conseguir rebotes, o un Marc Gasol con un potencial enorme y todavía sin tope definido.

Pero claro para eso hay que desbancar a un Dwight Howard hegemónico como los grandes pívots de tiempos pasados,  lleva desde la temporada 2005-2006 siendo el que mayor número de rebotes totales coge al cabo de la temporada y solamente tiene 24 años recién cumplidos. Montado en la historia va el bueno de Dwight para acabar su carrera entre los más grandes en este apartado.

Y para acabar no podemos obviar la mejoría de en este apartado de Pau Gasol, cada vez mejor jugador y cada vez mejor reboteador. Su gran merito es que sin ser un gran reboteador, nunca le ha hecho falta serlo, se ha convertido en un jugador que domina la zona y desde ahí todo el juego. Y desde esa posición ha empequeñecido a Andrew Bynum como reboteador y lo ha mejorado como jugador. Sin duda, ya podemos considerar a Pau Gasol uno de los mejores defensores y jugadores de la liga.

Anuncios

3 comentarios

  1. Noah representa lo más parecido a un pívot clásico: 7 pies, que sabe posicionarse perfectamente, que bloquea el rebote como nadie y le ayuda un físico muy cuidado. Me gusta ver a gente como Love o Gasol arriba, ya que representan el ejemplo de jugador inteligente que se adapta a lo que se le pide. Ninguno de los dos son físicament privilegiados, pero sin embargo pelean y utilizan su inteligencia para lograr muchos rebotes.

    saludos


    • NO lo he puesto como pívot clásico a Noah por la falta de kilos, es más un varejao que un Haywood por ejemplo, al que si considero pívot clásico, pero weno esto de etiquetar a los jugadores nunca se me ha dado bien xD


  2. Wallace sí tiene un antecesor en las figuras de Shawn Marion y Dennis Rodman, todos ellos gente de 2 metros pelados, que pillaban más rebotes que cualquiera de sus compañeros.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: