h1

Allen Iverson se retira ¿definitivamente?

26 noviembre 2009

Ayer Allen Iverson anunció su retirada mediante una carta publicada en la página web del columnista de Stephen A.Smith, columnista del Philadelphia Inquirer. Una manera algo extraña, por su sencillez y poco ruido, para un jugador que en sus años en la NBA ha representado todo lo contrario. Durante sus 14 temporadas en la liga ha sido un grito en todos los sentidos, tanto dentro como fuera la pista. En la cancha no dejaba indiferente a nadie con su juego eléctrico, su capacidad de anotación, pese a su 1.83, y con la infinidad de tatuajes que poblaban su cuerpo. Fuera de ella marcaba estilo, él personificaba la cultura hip hop y como tal vivía, extravagancias y problemas eran el pan de cada día.

Iverson, singular tanto dentro como fuera de la pista

Desde su salida de Philadelphia 76Sixers su carrera como jugador de baloncesto ha sido un vaivén continuo. La temporada 2006-2007 abandonó Philadelphia, después de 10 años, camino a Denver para ponerse a cargo de George Karl en unos Nuggets que aspiraban a ser de una vez por todas un sólido candidato al título. Sin embargo, no funcionó y en los dos años que pasó en Denver no pudieron superar ninguna ronda de playoffs.

Ya empezada la temporada pasada fue traspasado a Detroit Pistons a cambio de Chauncey Billups y Antonio McDyess. Ese traspaso situaba a Iverson en un equipo puntero que buscaba sus últimos días de gloria, pero no cuajó. “The Answer” como apodan a Iverson en la liga no se adaptó a su nuevo papel: el de suplente. El ego de Iverson salió a relucir aún no acabada la temporada: Así es difícil encontrar el ritmo. Me saco el sombrero ante los hombres que son capaces de salir del banco y ser efectivos. Para mí, es difícil. Me está dando problemas. Así es difícil encontrar el ritmo. Me saco el sombrero ante los hombres que son capaces de salir del banco y ser efectivos. Para mí, es difícil. Me está dando problemas y esas declaraciones hicieron que lo apartarán del equipo. Acabada la temporada para los Pistons el equipo necesitaba una limpia y  Joe Dumars, presidente de operaciones de Detroit Pistons, consideró que el primero que sobraba era él.

Este verano Iverson recibió ofertas de equipos con aspiraciones al anillo, sin embargo, decidió que quería volver a ser el jugador al que todos buscan y no ser segunda espada de nadie y se decantó por los Memphis Grizzlies, un equipo con pocas opciones de playoff, plagado de jóvenes y sin un líder claro. Pero Iverson salió del equipo sin ni siquiera debutar en su propio campo. Apenas había jugado tres partidos, de suplente los tres, cuando decidió que ese no era su sitio. Huyó a Atlanta alegando motivos personales y una semana más tarde rescindía su contrato con los Grizzlies. Después de eso, algún que otro rumor, New York Knicks y Miami sobre todo, pero el comunicado de ayer cerró el círculo. Iverson se retira.

Iverson deja dudas si su retirada es irreversible o no: “Guardo un amor profundo por el baloncesto, un deseo de jugar, y mucha gasolina dentro de mí. Realmente creo que puedo competir al máximo nivel“. Y es que, visto lo visto, cualquier cosa podemos esperar de él.

 

Difícilmente se olvidarán las 10 temporadas que Iverson jugó con los Sixers

Cómo legado nos deja sobre todo sus 10 temporadas en los Sixers. En ellas consiguió 4 títulos de máximo anotador, 10 All Stars, infinidad de jugadas impresionantes pero por encima de todo nos deja la temporada 2000-2001. Esa temporada define mejor que ninguna lo que ha sido para el baloncesto. El escolta demostró que con 1.83 se puede dominar la liga, y acalló a todos sus críticos que decían que era un simple chupón. Iverson fue mucho más que eso, él solito llevó a un equipo muy limitado hasta la final de la NBA. Superando todo tipo de adversidades ganó a todos los equipos que se le pusieron por delante y sólo unos todopoderosos Lakers que contaban en sus filas con Shaquille O’neal y Kobe Bryant pudieron arrebatarle el anillo. Sin embargo, aún sin conseguir el título demostró que  era leyenda viva de la NBA.

 

Ahora Allen Iverson nos deja sin hacer mucho ruido y acordándose de todos: de su madre, de los aficionados, de sus equipos, de sus entrenadores…y también de Michael Jordan, de Magic Johnson, de Isiah Thomas, de Charles Barckley, y de Larry Bird, jugadores que ahora ocupan un sitio en el olimpo del baloncesto y que si es definitiva la su retirada de Iverson pronto será su próximo hogar.

La carta de despedida la podéis ver en http://stephena.com/?p=319

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: