h1

UN PASO ADELANTE: Las próximas estrellas de la competición

15 noviembre 2009

Para finalizar con la semana de las listas, una que tenía pensada hace unas semanas y que me moría de ganas por poner: Los jugadores que están a un paso de convertirse en estrellas de la liga, jugadores jóvenes con talento y sobre todo en el momento adecuado de sus carreras para explotar definitivamente. Como siempre no me fijo sólo en los números e iré un poco más allá, analizaremos las sensaciones y el potencial. Veamos con detalle las próximas estrellas de la NBA:

El gigantesco Oden ya empieza a cumplir las expectativas

GREG ODEN (Pívot de Portland Trail Blazers; 9.9 puntos, 9 rebotes, 2.3 tapones en 24 minutos de media). Parece ser que sin lesiones puede llegar a ser el pívot dominante que se le intuía. De momento, ya tiene algo de gran pívot: influye en el juego de los rivales. En defensa, su sola presencia en la zona provoca una infinidad de dificultades para los rivales, no deja tiros cómodos y su facilidad para el tapón intimida muchísimo. En ataque, su juego se basa en recoger rebotes de ataque por encima del aro y machacar. Cuando posea algún tipo de movimiento de pies se podrá ir fácilmente a unos 20-10. Su principal traba en este inicio liguero están siendo las faltas, su rapidez para cargarse de personales obliga muchas veces a su entrenador a cambiarlo antes de hora. Si mejora eso y dispone de más minutos en pista, tiene muchísimas papeletas para convertirse en una realidad como pívot All Star.

DERRICK ROSE (Base de Chicago Bulls; 13.8 puntos, 5.6 asistencias en 32 minutos de media). Eléctrico y mágico describen a la perfección el juego del base de los Bulls. Junto a Oden sea posiblemente el que más cerca esté de dar ese paso hacia la élite de la liga. El ex equipo de Michael Jordan tiene depositadas en él todas sus esperanzas y este año con la marcha de Ben Gordon debería mostrar una sensible mejora individual. Sin embargo, hasta el momento Rose no se está sintiendo cómodo en pista, su reciente lesión le está limitando en este inicio liguero. Si no deja que la presión le pueda en poco tiempo estará codo con codo con los mejores bases de la liga. Su cambio de ritmo es solo comparable con el escolta Dwayne Wade (Miami Heat).

PAUL MILLSAP (Ala-pívot de Utah Jazz; 9.1 puntos, 6.6 rebotes, 1.2 tapones en 24 minutos de media). Todo garra y corazón el ala-pívot de los Jazz recuerda en sus luchas por el rebote al gran Dennis Rodman. Sin embargo, Millsap posee unas características diferentes: En ataque, tiene un considerable poder de anotación y cuando coge una racha es capaz de decantar un partido por él mismo. Sus movimientos no son muy variados pero sí efectivos.  En defensa debe mejorar aunque lo compensa con intensidad y mucha astucia a la hora de colocarse para rebotear. Esta gozando minutos desde el banquillo para ganarse la confianza de Jerry Sloan, sin embargo, delante tiene a Carlos Boozer, el cual es casi imposible sentar en el banquillo. Si se cumplen los rumores que sitúan a Boozer fuera de Utah debe aprovechar su oportunidad y dar ese pasito adelante que le falta.

JEFF GREEN (Alero de Oklahoma City Thunders; 15.5 puntos, 5.8 rebotes en 35.8 minutos de media). Uno de los jugadores más infravalorados de la liga, escudero de Kevin Durant su alargada sombra le quita protagonismo en muchas ocasiones, sin embargo, el bueno de Green no se queja y cada día suma y sigue. Muy regular suele tapar los partidos no tan buenos de Durant y está en plena progresión. Este año se le ve con una confianza en su tiro de tres mucho mayor de la que tenía la temporada pasada y eso amplia más su ya gran repertorio ofensivo. En defensa cumple, cosa que en un equipo como Oklahoma es más que suficiente ya que basan su juego en un gran dinamismo y alegría ofensiva. Vigilen a este jugador de cerca, que si los Thunders despegan este año será gran parte de la culpa suya.

CHARLIE VILLANUEVA (Alero de Detroit Pistons; 16.1 puntos, 5.1 rebotes en 27.6 minutos de media). Un anotador sublime, el año pasado saliendo desde el banquillo en Milwaukee y éste ya de titular en Detroit, están convirtiendo a Villanueva en la principal arma de ataque de los nuevos Pistons. Su defensa sigue siendo casi inexistente y eso le resta puntos cuando lo comparan con otros aleros, pero su talento ofensivo es tal que le hacen jugar casi 30 minutos por partido en Detroit, un equipo eminentemente defensivo. Su paso adelante sería conseguir llevar al equipo a Playoffs. Está acompañado de otro excelente anotador como es Ben Gordon que le puede ayudar en esa ardua tarea.

La gran agilidad de Speights le permite hacer mates tan imponentes como éste ante Wizards

MARREESE SPEIGHTS (Pívot de Philadelphia 76Sixers; 13.8 puntos, 6.9 rebotes, 60.5% en tiros de campo en 24.2 minutos de media). El año pasado en su primero en la liga dejó a cuenta gotas muestras de su impresionante talento. El pívot de los Sixers tiene un físico envidiable que le convierte en unos de los interiores más rápidos y agiles de la competición, y un seguro de puntos y rebotes desde el banquillo. Poco a poco va ganando en importancia en la rotación y ya es el sexto hombre del equipo. Su movilidad y facilidad anotadora lo convierten en un pívot diferencial en ataque, en cambio, en defensa la cosa cambia. Speights no es un buen defensor aunque en muchas ocasiones oculta ese defecto gracias a su físico. Si consigue que el equipo juegue un poco para él puede ser determinante en esta liga, de momento, en un equipo donde la mayoría de tiros son realizados por los tres exteriores está haciendo unos números muy interesantes.

ANTHONY RANDOLPH (Ala-pívot de Golden State Warriors; 11.9 puntos, 6.8 rebotes, 1.1 tapones en 20.1 minutos de media). Jugador con un potencial impresionante, físicamente espectacular es una mezcla entre Odom y Garnett. Don Nelson hasta el momento no le está dando la confianza que le otorgó en pretemporada, pero eso no quita que siga siendo la mayor esperanza de futuro del equipo. En los últimos partidos está jugando algo nervioso, con ganas de demostrar muchas cosas aprovechando las bajas de jugadores interiores en los Warriors y eso le afecta sobre todo en su acierto en el tiro, donde sus porcentajes no están siendo del todo buenos. Randolph derrocha calidad por los cuatro costados y a la mínima que se relaje y el entrenador le de algo de confianza podemos estar delante de una de las futuras estrellas de la liga. Rapidez, explosividad, rebote, anotación, físico e intimidación son algunas de sus mejores cualidades, de momento, le están valiendo para ser uno de los jugadores más productivos por minuto de la competición.

MARC GASOL (Pívot de Memphis Grizzlies; 14.6 puntos, 10.9 rebotes, 1.8 tapones en 35.4 minutos de media). En la que se preveía como su temporada más difícil parece que el pívot de Memphis se ha propuesto convertirse en una estrella de la liga. El pequeño de los hermanos Gasol es un ejemplo de superación, siempre a la sombra de Pau se le ha acusado de muchas cosas, sin embargo, él siempre ha superado con creces las expectativas que creaba. La ACB se le quedó pequeña el año que le dieron un equipo para él solo, ahora posiblemente en el equipo que peor lo podía utilizar y cuando todo el mundo esperaba que empeorase sus números Marc le está demostrando a todos de qué pasta está hecho.  Sus números lo sitúan en este momento a la altura de los grandes pívots de la liga, pero la realidad es que esas estadísticas tan impresionantes son conseguidas por su propio esfuerzo sin apenas ayuda de un equipo que juega a tirársela el primero que la coja. Marc a base de rebotes de ataque y de aprovechar los pocos balones que le llegan está convirtiendo en el líder del equipo, si consigue mantener este nivel hasta febrero tiene muchas opciones de ir seleccionado para el All Star.

DANILO GALLINARI (Escolta de New York Knicks; 15.8 puntos, 4.3 rebotes, 47.2% en triples en 30.8 minutos de media). El hombre de moda en “La Gran Manzana”. Unos caóticos Knicks necesitan ilusiones y parece que ya se han dado cuenta que David Lee no puede ser su jugador franquicia si quieren aspirar a alguna cosa. Como suma de estas dos cosas su gran esperanza se ha volcado en un joven italiano que está en su segundo año en la liga y que parece que por fin a encontrado la confianza del entrenador que el año pasado no se le dio. Gallinari es un atrevido escolta que basa gran parte de su juego en el tiro de larga distancia, pero ¡qué tiro tiene! En los últimos partidos se ha ganado la titularidad y se está echando el equipo a las espaldas. De momento, sigue sin cambiar la suerte de los neoyorquinos en cuanto a resultados pero ya poseen una ilusión por la que pensar que el año próximo puedan convencer a alguna de las grandes de las estrellas de la liga para que juegue con él en el Madison.

Noah es uno de los jugadores más extravagantes de la liga

JOAKIM NOAH (Ala-pívot de Chicago Bulls; 11.5 puntos, 12.3 rebotes, 2.2 tapones en 32 minutos de media). La imagen de Rick Morrisey (columnista del Chicago Tribune) comiéndose su artículo en el que criticaba duramente a Joakim Noah ha dado la vuelta al mundo. El hijo del ex tenista Yannik Noah está comenzando a acallar las críticas de sus detractores. Aquellos que decían que no llegaría a nada ahora se esconden al ver que sus estadísticas reflejan más de 10  puntos y más de 10 rebotes de media. Pero más allá de los números es la sensación de sentirse importante. Noah es un luchador, pura garra y un líder, un líder en defensa se ha convertido en estos rocosos Bulls. Tapones, Robos, intimidación e incomodidad para los atacantes son marca de la casa para el liberado Noah.

RUSSELL WESTBROOK (Base de Oklahoma City Thunders; 15.0 puntos, 4.9 asistencias en 33.8 minutos de media). Un escolta metido con pinzas en la posición de base y, no obstante, está cumpliendo con creces y cada día siendo un poco más importante. Jugador completísimo que puede rozar el triple-doble con asiduidad. Debe mejorar su selección de pases ya que pierde infinidad de pelotas, pero que si se acaba de acoplar bien a su rol de base y de escudero de la pareja Durant-Green en Oklahoma van a disfrutar mucho las próximas temporadas. Tiene todo para ser una referencia en su puesto: velocidad, control de balón, visión de juego, tiro y explosividad si mejora su dirección de partido y su defensa en poco tiempo será parte de la élite.

Anuncios

2 comentarios

  1. 55 puntos per Brandon Jennings.. im-pre-sio-nan-te. No se si será una estrella de la liga en un futuro o no, pero lo que está haciendo ahora es para quitarse el sombrero. Uau!!

    Estoy de acuerdo con Rose, Green, Speights, Randolph, Gasol, Noah y Westbrook. Tengo mis dudas con Oden, Millsap, Villanueva y Gallinari.

    Ahora se me vienen Thaddeus Young, Jason Thompson, Rodney Stuckey o Kelenna Azubuike, que tambien podrían estar en esta la lista 😉


    • Thaddeus Young le habré visto 4 partidos esta temporada y me desespera muchísimo, tiene unas condiciones fenomenales pero es chupón como él solo, me recuerda bastante a Rudy Gay. Los otros tres habrá que tenerlos en cuenta, yo al que le veo menos potencial es a Azubuike, si fuera Don Nelson le daría menos bola y más a Anthony Morrow que también tiene muy buena pinta.

      Y bueno lo de Jennings…no tiene nombre…este tío esta callando bocas a un ritmo xDD La primera la mía que cuando lo vi contra Ricky Rubio el año pasado tenía una pinta de Bluff importante.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: